Normas de la biblioteca

[Aprobadas por unanimidad en Claustro ordinario el 11 de febrero de 2009]

 

Condición de usuario

Son miembros de la biblioteca escolar los alumnos y alumnas, el profesorado, y el personal de administración y servicios. Sin embargo, para hacer uso de los servicios de la biblioteca, es necesario contar con el carnet que acredita tal condición.

Tanto al alumnado como al profesorado se les hará entrega de un carnet al comenzar su relación con la biblioteca escolar. La vigencia de este carnet se mantendrá durante todo el periodo de permanencia en el centro. El resto de miembros de la comunidad educativa deberán solicitarlo al responsable de la biblioteca. La pérdida del carnet conllevará la reposición del mismo y el abono de una suma acordada por el Consejo Escolar.

 

Apertura de la biblioteca

Durante el horario de apertura, la biblioteca estará siempre a cargo de un responsable, a quien corresponde el mantenimiento de las normas, así como la gestión de los préstamos y devoluciones.

El horario de apertura de la  biblioteca será establecido por la Jefatura de Estudios a principio de curso, y estará determinado por la disponibilidad de recursos humanos. No obstante, se debe garantizar la apertura como mínimo durante las horas de recreo.

El horario de apertura y los responsables de cada turno se expondrán públicamente para que los usuarios puedan organizar sus actividades con antelación.

 

Comportamiento

Los usuarios de la biblioteca deberán asegurarse de no romper el ambiente de trabajo y estudio con ruidos o comportamientos inadecuados.

La biblioteca cuenta con dos zonas diferenciadas: la zona de trabajo, donde está permitido interactuar con los compañeros, sin molestar a los demás; y la zona de estudio, donde el nivel de ruido debe ser mínimo.

Los usuarios de la biblioteca deberán cuidar de los materiales y las instalaciones, por lo que no está permitido:

  • introducir comida y bebida en la biblioteca
  • alterar la organización del mobiliario sin permiso del responsable de la biblioteca
  • ensuciar la biblioteca o rayar el mobiliario

 

El incumplimiento de las normas de comportamiento supondrá el abandono inmediato de la biblioteca y la consideración de falta disciplinaria, que será valorada y sancionada por Jefatura de Estudios.

 

Uso de los materiales de la biblioteca

Todos los libros de la biblioteca pueden ser consultados libremente, aunque cualquier material que vaya a ser prestado a domicilio debe quedar registrado en la base de datos de la biblioteca.

Tras la consulta, los usuarios no devolverán los libros u otros materiales al estante correspondiente, sino que los depositarán encima de los armarios para que el personal responsable los ordene sin riesgo de equivocación.

Los usuarios son responsables de los materiales que consultan o toman en préstamo. En caso de pérdida o deterioro, se deberá reponer el material correspondiente o, en su defecto, acordar con Jefatura de Estudios la sustitución por otro equivalente.

Algunos materiales incluidos en el catálogo se encuentran depositados en los departamentos didácticos. Para su consulta y/o préstamo a domicilio, los usuarios deberán ponerse en contacto con el responsable del departamento correspondiente.

 

Política de préstamos

Los préstamos a domicilio dependen del tipo de usuarios y de materiales. Como norma general se establece la duración del préstamo a domicilio:

 

 

Máximo de libros

(duración del préstamo)

Máximo de otros materiales (duración del préstamo)

Alumnado

2 (14 días)

1 (7 días)

Profesorado

10 (60 días)

5 (30 días)

Resto de usuarios

2 (21 días)

1 (7 días)

 

El préstamo a domicilio de libros y del resto de materiales podrá ser renovado hasta en dos ocasiones, siempre que ningún otro usuario haya reservado los ejemplares con antelación.

En caso de retraso en la devolución de los materiales, el usuario podrá ser sancionado sin derecho a préstamo por un periodo proporcional a la duración del retraso.

Ciertos materiales (diccionarios, enciclopedias, libros de texto…) están excluidos del servicio de préstamo a domicilio.

 

Uso de los ordenadores de la biblioteca

Los ordenadores de la biblioteca tienen un fin esencialmente didáctico. Por ello, no está permitido utilizarlos para jugar, chatear, ver vídeos, redes sociales, etc…

El número máximo de usuarios por puesto informático es de 2.

Uno de los ordenadores de la biblioteca estará permanentemente reservado para la consulta del catálogo informatizado.

No está permitido descargar archivos sin permiso del responsable de la biblioteca, ni instalar programas o complementos.