Certificado de Manipulación de Gases Fluorados

Según lo establecido por el Real Decreto 795/2010, los titulares de los equipos tantos fijos como moviles de:

1.- Equipos de refrigeración: sistemas para refrigeración o mantenimiento de espacios a temperatura por debajo de la temperatura ambiente.

2.- Equipos de climatización (aire acondicionado): sistemas para acondicionar estancias, y que incluyen tanto pequeñas unidades para acondicionar estancias independientes como aparatos para acondicionar edificios enteros.

3.- Bombas de calor: dispositivos o instalaciones que extraen calor a baja temperatura del aire, agua o tierra y suministran calor. Se entiende por equipos fijos, aquellos que no están en movimiento durante su funcionamiento (instalados en edificios, naves industriales, e instalaciones transportables pero que no se mueven durante su funcionamiento).

tienen la obligación de contratar o encomendar la ejecución de las siguientes actividades:


a) Instalación de los equipos,

b) Mantenimiento o revisión, incluido el control de fugas, carga y recuperación de
refrigerantes fluorados, y

c) Manipulación de contenedores de gas.


A personal certificado, es decir, que el personal que realice cualquiera de estas actividades, deberá estar en posesión del correspondiente certificado expedido por el órgano competente en materia de Industria de su Comunidad autónoma. “Personal certificado” es aquel que cuenta con los certificados 1 o 2 previstos en el Anexo I de acuerdo a la carga de gas los equipos

1. Certificado acreditativo de la competencia para la manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de cualquier carga de refrigerantes fluorados

2. Certificado acreditativo de la competencia para la manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de carga de refrigerante inferior a 3 kg de gases fluorados

Dicha obligación es aplicable tanto a titulares de equipos de refrigeración móviles, como fijos:

En el caso de equipos móviles, basta que el personal cuente con al certificación adecuada. En el caso de los equipos fijos, el personal que realice dichas actividades, además de estar certificado, deberá ejercer su actividad en el seno de una empresa habilitada.

Basta pues en este caso con encomendar los trabajos a empresas facultadas para trabajar con sistemas frigoríficos fijos por el Reglamento de seguridad de instalaciones frigoríficas o por el Reglamento de instalaciones térmicas en edificios (solo para sistemas de climatización) pues serán estas empresas las responsables de emplear al personal requerido para cada tarea. Los propietarios de los equipos serán, por tanto, responsables de encomendar dichas actividades al personal y empresas adecuados.

por el RD 795/2010. 2.2 Obligaciones respecto a la prevención y control de fugas De manera general, es responsabilidad de los titulares de los equipos tanto fijos como móviles el evitar las fugas de gases fluorados de efecto invernadero, subsanando lo antes posible las fugas detectadas y recurriendo a todas las medidas que sean técnicamente viables y no supongan gastos desproporcionados. 

Dichas reparaciones deben ser realizadas por personal certificado de acuerdo al punto anterior. En el caso de equipos fijos, la normativa incluye requisitos específicos respecto a la frecuencia y tipos de equipos en los que deben llevarse a cabo controles de fugas regulares, según se expone a continuación: Se entiende por control de fugas la comprobación de la estanqueidad de los circuitos que contienen gases fluorados y la búsqueda de las áreas o puntos de pérdida de fluidos.

Para que tenga validez, deberá ser realizado por personal debidamente certificado, conforme a los requisitos de certificación definidos en el Real Decreto 795/2010, y se debe siempre reflejar su realización y resultados en el libro de registro del equipo. Los circuitos secundarios de refrigeración que no empleen gases fluorados (por ejemplo glicoles, agua, etc) no están sujetos a los requisitos establecidos por esta normativa. La tabla siguiente presenta el régimen obligatorio de control de fugas aplicable, según la carga de gases fluorados, a los equipos fijos. A los efectos de esta nota, y de acuerdo al RD 795/2010, se entenderá por:

Instalación: la conjunción de, al menos, dos piezas de equipos o circuitos que contengan o se hayan diseñado para contener o conducir gases fluorados, con el fin de montar un sistema en su lugar de funcionamiento, independientemente de que sea necesario o no cargarlo tras el montaje.

Por ejemplo, los equipos de aire acondicionado tipo split siempre deben ser instalados por personal certificado de una empresa habilitada. No así aquellos equipos que únicamente necesiten una conexión eléctrica o hidráulica.

Mantenimiento o revisión: Todas las actividades que supongan acceder a los circuitos de sistemas existentes que contengan o se hayan diseñado para contener gases fluorados y, en particular, retirar una o varias piezas del circuito o equipo, volver a montar una o varias piezas del circuito o equipo, así como reparar fugas. No tendrán tal consideración la manipulación de componentes que no afecten al confinamiento del fluido como cambio de filtros anti polvo, reparaciones de ventiladores, ajustes electrónicos o de termostatos, etc.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*